Por favor elige su continente:
europe asia

PARA PUERTAS AUTOMÁTICAS DE ACCESIBILIDAD

Protección eficaz contra el aprisionamiento de los dedos en puertas automáticas de accesibilidad

Athmer Fingerschutz®

A diario se producen accidentes evitables en puertas con medidas de seguridad inexistentes o insuficientes. En el marco de las políticas de inclusión y del incremento del confort, cada vez son más las puertas a las que se les añade un dispositivo automático de accionamiento para dotarlas de accesibilidad. No obstante, a menudo se descuida o simplemente se omite la protección de los cantos de cierre secundarios. Esto indica que no se ha pensado demasiado a la hora de realizar esta adaptación, ya que, según la norma DIN 18040-1, en los entornos accesibles, "las puertas deben ser fáciles de identificar, debe ser seguro pasar por ellas, deben abrirse y cerrarse con facilidad".  

  • Requisitos para puertas automáticas conforme a la norma DIN EN 16005
  • Equipamiento posterior de puertas según ASR A1.7
  • Athmer Fingerschutz® en puertas cortafuegos y cortahumos
  • Normas y reglamentos
  • Ejemplos de producto

 

Requisitos para puertas automáticas

según la norma DIN EN 16005 - Puertas automáticas peatonales – Seguridad de uso

Para garantizar la seguridad de uso de las puertas de accionamiento mecánico es necesario que estas cuenten con una apertura y un cierre seguros. Para tal fin, el fabricante deberá realizar una evaluación de riesgos durante la elaboración del proyecto del sistema de puertas. Los sistemas automáticos de puertas que funcionen con un rango energético bajo pueden instalarse sin sensores de seguridad para ciertas aplicaciones. No obstante, el peligro de aplastamiento y cizallamiento en los cantos de cierre secundarios seguirá presente y debe identificarse e impedirse en todos los casos.

DIN EN 16005 - 4.6.1 b)

Conforme a DIN EN 16005 – 4.6.1 b)"Deben dotarse de protección, hasta una altura de 2 m, las zonas de riesgo detectadas entre la hoja y el marco en las que pueda haber riesgo de aprisionamiento de los dedos hasta"; y según el punto 4.6.3.4 de la norma EN 16005, "las zonas de riesgo detectadas en los cantos de cierre secundarios, entre la hoja y el marco, deben cubrirse, p. ej., con estores de protección de dedos".

Elementos de seguridad según la norma DIN EN 16005 - 4.6.3.4:
Leyenda: 1 Cubierta de goma, 2 Cubierta de goma o textil, 3 Estructura de perfil (DIN EN 16005, figura 3: ejemplos de medidas de seguridad en puertas de hojas batientes) 

La mera protección de los cantos de cierre secundarios a base de sensores debe replantearse, dado que estos elementos presentan puntos débiles y no ofrecen seguridad total. Los organismos de evaluación alertan a través de sus certificados de ensayo que las zonas potenciales de juego para los niños (p. ej., en las guarderías), además de elementos de seguridad a base de sensores, también deberían instalarse soluciones de tipo mecánico. Los sistemas de protección de dedos de Athmer con longitudes especiales para aplicaciones de puertas automáticas representan la solución adecuada. Ofrezca seguridad.

En caso de duda, el responsable de la gestión del edificio debería someter sus puertas automáticas a una evaluación de riesgos efectuada por los técnicos de servicio, para de este modo garantizar que estas son seguras y que responden al estado actual de la técnica en lo que respecta a los requisitos de seguridad de paso (protección de las personas).

Athmer Fingerschutz® en puertas cortafuegos y cortahumos

posibilidad de montaje posterior

El sistema Athmer Fingerschutz® de Athmer resulta adecuado para su utilización en puertas cortafuegos y cortahumos. Se han realizado con éxito infinidad de ensayos de exposición al fuego de la mano de fabricantes y proveedores de sistemas. Por eso, los sistemas de protección de dedos llevan más de 10 años instalándose en puertas cortafuegos y demostrando sus cualidades.

No existe ninguna normativa que regule el equipamiento posterior de sistemas de protección de dedos en puertas cortafuegos y cortahumos. Dado que ni la norma de producto (EN 16034) ni la norma de ensayo (EN 1634) definen las pruebas a las que deben someterse los sistemas de protección de dedos desde el punto de vista técnico de la protección contra incendios, dichos sistemas no pueden instalarse en puertas cortafuegos ni cortahumos sin contar con la aprobación de su fabricante o del proveedor del sistema. El fabricante de una puerta se reserva el derecho a invalidar la homologación de su puerta, en caso de que se hayan realizado modificaciones estructurales sin consulta previa. El profesional encargado de procesar o de montar el sistema de protección de dedos debería ponerse en contacto con el fabricante de la puerta; los productos Athmer, así como los requisitos pertinentes son de sobra conocidos por los fabricantes de puertas o proveedores de sistemas. En esta toma de contacto, estos pueden expresarse al respecto de un equipamiento posterior.

Autorización de montaje

Existen tres posibilidades para el montaje del sistema Athmer Fingerschutz® en una puerta cortafuegos y cortahumos:

1. Autorización por parte del fabricante de la puerta/proveedor del sistema a raíz de la obtención de resultados favorables en ensayos de exposición al fuego realizados por el propio fabricante/proveedor

  • Registro en la homologación general de inspección de obra o en la declaración de rendimiento

2. Autorización por parte del fabricante de la puerta/proveedor del sistema al no suponer una modificación sustancial

  • según las estimaciones/conocimientos prácticos del fabricante

3. Autorización por parte del máximo organismo local responsable de la inspección de obras o en materia de protección contra incendios, de conformidad con los dictámenes emitidos y la eventual implementación de medidas correctivas

  • Autorización y homologación específica

Equipamiento posterior de puertas según ASR A1.7

  • Responsabilidad de la empresa explotadora

El responsable de la gestión del edificio está obligado por ley a garantizar la seguridad de uso de los sistemas automáticos de puertas instalados en él. En caso de accidente que pueda deberse a la obsolescencia de un sistema automático de puertas desde el punto de vista técnico y de seguridad, la empresa explotadora debe contar con consecuencias derivadas de su responsabilidad civil, de conformidad con el artículo 823 del Código civil alemán

Si durante el mantenimiento periódico del sistema el técnico de servicio detecta fallos en los dispositivos de protección o que estos no responden al estado actual de la técnica, esta circunstancia debe quedar registrada en el libro de inspección y se pondrá en conocimiento de la empresa explotadora. En cumplimento de la normativa alemana sobre lugares de trabajo ASR A1.7, la empresa explotadora también deberá reequipar las puertas automáticas ya instaladas en el edificio. En caso de no hacerlo, la empresa explotadora es responsable del riesgo de accidente que esto supone.

>> leer más

  • Protección de sistemas instalados con anterioridad

El argumento en contra del equipamiento posterior de los sistemas existentes no es relevante en este caso, dado que la seguridad de toda puerta automática debe responder al estado actual de la técnica, en este caso según rige la norma EN 16005 en combinación con la normativa ASR A1.7

Por lo tanto, todas las medidas necesarias que se adopten deberán ir claramente destinadas a paliar los riesgos inherentes a la utilización de un sistema automático de puertas a lo largo de su vida útil y a evitarlos de manera permanente.

 

>> Vea más detalles

  • ASR A1.7

La normativa sobre lugares de trabajo ASR A1.7, relativa a puertas y portones, así como la información DGUV 208-022 – Puertas y portones dictan lo siguiente: En el caso de puertas y portones automáticos, debe preverse una protección efectiva contra riesgos mecánicos hasta una altura del suelo de 2,50 m o hasta otro nivel de acceso permanente.

Por lo tanto, Athmer recomienda dotar de dispositivos de seguridad la altura integra, siempre que sea posible.

 

>> leer más

Athmer Fingerschutz®

Canto de cierre secundario del lado opuesto a la bisagra
  • Estor de protección automático de tensión constante
  • Funcionamiento continuo comprobado 1.000.000 ciclos (NR-30)
  • Cubierta de fibras sintéticas ignífugas
  • Color estándar: anodizado en color plata C-0, colores individuales disponibles
  • Longitud estándar para puertas automáticas 2015 mm, NR-32 UniSafe 2000 mm
  • Longitud de extracción 260 mm; Opcional: Modelo XL con 320 mm de longitud de extracción

NR-30

  • Montaje sencillo
  • Diseño innovador
  • Fijación invisible mediante clips

Detalles del producto

NR-25

  • Sistema de protección de eficacia probada desde hace décadas
  • Versión compacta
  • Variante opcional para el montaje en puertas de cristal

Detalles del producto

NR-32 UniSafe

  • Montaje y desmontaje sencillos
  • Sistema CLIC con tornillos ocultos
  • Un diseño para todo tipo de aplicaciones

 

Detalles del producto

Barra parachoques

  • Para entornos exigentes como aeropuertos u hospitales
  • Elemento con función de desvío de fuerza que sirve como dispositivo de seguridad adicional para la puerta y el marco

Perfiles de protección en el lado de la bisagra

Canto de cierre secundario - Lado de la bisagra
  • Protección fiable del hueco existente entre la hoja de la puerta y el marco, en el lado de la bisagra
  • Color estándar: anodizado en color plata C-0, disponibles colores y longitudes individuales

BO-20, BO-22

Para puertas de perfil enrasadas

BA-28

Para bisagras de pernio en puertas de metal

Normas y reglamentos

DIN EN 16005: Puertas automáticas peatonales – Seguridad de uso – 2013

DIN 18040-1: Construcción libre de barreras – Fundamentos de planificación – Parte 1: Edificios de acceso público, 2010

ASR A1.7: Normas técnicas para lugares de trabajo – Puertas y portones, 2009

DGUV Información 208-022 sobre puertas y portones, 2015

Contacto

Distribución
T.: +49 2932 477-222
T.: +49 2932 477-7116
E.: info(at)athmer-fingerschutz.de